godaddy

viernes, 1 de abril de 2011

Marketing y Redes sociales: la religión de los clientes Evangelistas

Durante una intervención en el Fórum Mundial del Marketing y Ventas de Barcelona del 2008, el gurú del marketing Philip Kotler, señaló que las grandes marcas de aquél entonces (Google, Amazon o eBay) eran de las más famosas pero, paradójicamente, las que menos dinero en publicidad invertían.

¿Qué las hizo tan populares? El tener un ejército de clientes evangelizadores, millones de personas que encantados con los servicios o productos que brindaban, se encargaban de transmitir a todos los demás las muy buenas experiencias que tenían. Sí, los consumidores eran el origen de todo esto y se demostró que en Internet, el “boca a boca” era, al igual que en la vida real, la herramienta de marketing más poderosa.

Hoy, tres años después es evidente que Kotler no estaba equivocado. Estamos en plena revolución 2.0 y las redes sociales funcionan como plataformas de, precisamente, aquello, el comenzar a correr la voz, lugares donde los usuarios opinan, comparten, se reúnen a mantener conversaciones y las marcas no quieren estar fuera de esta tendencia de los 'nuevos consumidores sociales' con dotes de predicadores y Evangelistas.

Pero no se asusten. No nos referimos a quienes Biblia en mano predican la palabra del señor o tienen objetivos meramente religiosos. Aunque como hemos mencionado en otras ocasiones, la "religión del Marketing" se fundamenta en que la fe, la confianza y demostración de fidelidad sobre un producto o servicio son los factores que determinan y convierten a los clientes en "evangelistas" de nuestra propia marca.

Kotler destacaba estos aspectos, incidiendo en la necesidad de "Centrar las estrategias publicitarias en el cliente y la importancia de estar en boca de todos como la herramienta de marketing más poderosa".

El potencial de los medios de comunicación sociales es único y pueden ayudar, cuando se emplean correctamente y de forma estrategia, a mejorar nuestra reputación a niveles que no imaginábamos hace apenas algunos años.

Los clientes evangelistas sin duda pueden reportar un gran beneficios y sobre todo ayudar a generar mayor notoriedad gracias a que a través de sus acciones, opiniones y recomendaciones en los medios y redes sociales se consigue que se hable de nuestra marca, nuestros servicios, productos y empresa.

El potencial de los clientes evangelistas reside en su fe. Compran y creen firmemente en los productos de una determinada marca o empresa y los recomiendan de forma apasionada a sus personas y amigos más cercanos, aunque cabría matizar que los clientes fieles son aquellos que compran de forma regular un tipo de producto y no necesariamente por ello deben ser considerados "evangelistas".

Algunas empresas como Apple, desde sus inicios han evolucionado en el tiempo dentro de la industria tecnológica adaptándose a los tiempos, innovando y predicando su doctrina. En este sentido, Apple ha conseguido magnificar su propia imagen creando todo un icono de ella. Una marca de culto que ha sabido transmitir su filosofía y valores, consiguiendo que sus propios consumidores se conviertan en veneradores y clientes evangelistas.

La llegada de las redes sociales ha facilitado la proliferación de este culto, convirtiendo a sus usuarios en en auténticos evangelistas. Fans que se identifican con un estilo asociado a una marca y que 'alardean' y enorgullecen de su admiración hacia ella.

Son ya muchos los informes y estudios que ponen de relieve esta tendencia de los consumidores por seguir, recomendar y compartir sus marcas a través de las redes sociales. Y sin duda, estos ejercen un papel influyente, importantes y clave ante los futuros y potenciales clientes.

Fuente: PuroMarketing



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada